ACTUALIDAD DEL MITO DEL REY ARTURO Y LOS CABALLEROS DE LA TABLA REDONDA

En el pasado mes de noviembre 2006 en la sede de N.A. en Cádiz hemos realizado una exposición didáctica sobre “El Rey Arturo y el Grial"

Afortunadamente han asistido numerosas personas a visitarla, no habiendo ningún día sin que asistieran varios interesados, lo cual nos ha permitido hablar con ellos.
Pero el tener que sintetizar me ha forzado a reflexionar sobre qué es lo importante a transmitir, y a meditar, sobre el mensaje que encierra el Rey Arturo y sus Caballeros de la Tabla Redonda, tema éste de una conferencia dentro del ciclo sobre Arturo y El Grial, llegando a las siguientes reflexiones:
 1º: La necesidad del reencuentro de uno mismo con su destino: Sacar la espada de la piedra. Dicha espada otorga la realeza no al más bruto, sino a quien le corresponde por estar preparado: No existe la casualidad. La espada –Voluntad- otorga la realeza sobre uno mismo, no sobre los demás.
 2º: Una vez alcanzada la conciencia de lo que nos es propio debemos ir a reunificarnos a nosotros mismos, acudiendo a la llamada del destino.
 3º: Sólo cuando nos hemos reunificado y gobernado a nosotros mismos podemos,¡y debemos!,ayudar a otros: Surge aquí la Realeza en su plenitud, para ayudar a los demás a través de la Justicia, la Bondad y el Sacrificio. Lo que antes estaba en estado latente es ahora una realidad: ¡Se es Rey!
 4º: El Rey se rodea de sus mejores Caballeros, como antes se ha rodeado de sus mejores cualidades, formando la Tabla Redonda en torno a la realeza y sus ideales.
 5º: En torno a la Tabla Redonda se levantará el Castillo de Camelot.
 6º: Y, teniendo a Camelot como centro, nacerá el reino del Rey Arturo y sus Caballeros de la Tabla Redonda, quienes lo defenderán y harán llegar a todos los rincones las Leyes y la Generosidad.
 7º: Pero si el Rey pierde su espada, su Voluntad y sentido de Destino, todo el reino se derrumba y sólo podrá recuperarse cuando el hombre-Rey beba de la Sabiduría que se esconde en el Grial.
Hasta aquí una síntesis, pero… ¿Estamos hablando sólo de un mito, de una bonita leyenda, o hay algo más?
Tras el mito de Arturo se encierra, como ya sabemos,la búsqueda de la propia identidad como seres humanos,pero la Tabla Redonda encierra la promesa de un mundo más justo, bueno y bello para todos,¡siempre que haya un Rey y Nobles Caballeros a su alrededor!
Este sueño es el que llevó a fundar en el s.XX la Sociedad de Naciones tras la Iª Guerra Mundial, y la Organización de Naciones Unidad tras la 2ª Gran Guerra.
¿Por qué fracasó la Sociedad de Naciones? ¿Por qué la O.N.U. está en casi continua quiebra y se sigue ninguneando su autoridad por casi todos? Y a un nivel más cercano: ¿Por qué asistimos a un fraccionamiento del Estado por intereses particulares?
Necesitamos que, para que haya una real armonía, los seres humanos se sienten en torno a una Mesa Redonda para dialogar, pero han de llevar por delante una Idea de búsqueda de lo mejor para todos y, además, quienes se sienten en ella han de aportar un espíritu noble.
Y noble es sinónimo de generoso, valiente, que se preocupa por los demás y no sólo por sí mismo.
Y lo anterior, como reflexión sobre el por qué fallan los sistemas de diálogo de nuestro mundo, pero volviendo a nosotros mismos:
¿Somos todo lo nobles y generosos que nuestros conciudadanos esperan y necesitan de cada uno de nosotros? ¿Somos tan valientes como para llegar al final del día con la satisfacción del deber cumplido y con el espíritu de lucha y solidaridad despierto y activo?
Creo que es necesario reflexionar sobre estas cosas porque Arturo no es algo del pasado: Arturo es parte de uno mismo, un ser prodigioso que lucha en cada uno de los corazones de los que aman a sus semejantes, ¡y esa es la Realeza interior!.
Pero también nosotros somos los Caballeros de la Tabla Redonda: el destino nos ha convocado en torno al fuego de la inteligencia, del amor y de la humildad para poder sentarnos a dialogar y a buscar y aplicar soluciones para el bien de todos,
porque en nuestra “mesa” no hay esquinas y todos estamos a igual distancia del centro, ¡eso es Concordia!
Recordemos siempre que es el ser humano el que crea los sistemas, por ello una persona mejor es la posiblidad de un mundo mejor.

 

Javier S.

 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar