RA DESCANSA Y REPARTE SUS DONES

La Barca de Ra (el sol-alma del difunto-candidato a la iniciación) se detiene antes de iniciar los últimos pasos que la llevarán a su completo Renacimiento, ya sea como amanecer, alcanzar el paraíso o lograr la sabiduría y la conciencia despierta.

Llega a la tierra de la abundancia, representada por las tres cestas del registro segundo. Los remeros, genios estelares, bajan para descansar y se retiran a sus regiones de origen. Ra recibe los dones de ropa, cerveza y comida, repartiéndolo entre los dioses y los hombres; a los dioses, ropas nuevas (nueva actitud ante el dios Sol) y a los hombres “comida espiritual”.

“Vosotros estáis provistos de vuestras ropas, habéis sido hecho sagrados por vuestras ropas”.

Ra y los dioses y servidores de Osiris son llamados “Señores de la Provisión”, porque dan alimento espiritual a los seres. Quien los conoce pasa a “estar entre los Señores de la Provisión como el justificado del Consejo de Ra que considera las diferencias”. (El término “justificado” se utiliza en el antiguo Egipto para designar a los sabios que han alcanzado la Iniciación. Se llega  a ser justificado cuando uno puede hacer de forma fiel la Confesión Negativa del mal llamado “Libro de los Muertos”, en realidad “Libro sobre la salida del Alma a la luz de Ra”)

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar