La Junta de Andalucía declara Conjunto Histórico al casco antiguo de Tarifa El Consejo de Gobierno, a propuesta de la Consejería de Cultura, ha declarado Bien de Interés Cultural, con la categoría de Conjunto Histórico, el casco antiguo de Tarifa (Cádiz). Esta población, la más meridional de Europa, conserva un valioso patrimonio cultural que refleja tanto su larga trayectoria histórica como su privilegiada situación geográfica entre dos mares y dos continentes.

La zona que se protege tiene una extensión de 12,38 hectáreas y alberga, entre otras edificaciones relevantes, las iglesias de Jesús, San Mateo y San Francisco; la Puerta de Jerez; la Capilla del Asilo de San José, y parte del Castillo de Guzmán el Bueno, así como el conjunto de torreones y lienzos de la muralla que rodea la ciudad, conservados en su práctica totalidad.

El Castillo de Guzmán el Bueno data del siglo X, aunque es posible que bajo sus cimientos se encuentren restos romanos o fenicios. Esta fortificación, una de las primeras del Califato cordobés, posee una serie de torres de poco saliente intercaladas en el muro, características de ese periodo.

En cuanto a los edificios religiosos, destaca la Iglesia de San Mateo, construida entre los siglos XVI y XVIII y en la que se conjugan los estilos gótico, barroco y renacentista. La Iglesia de San Francisco es, por su parte, una obra de corte barroco edificada en la segunda mitad del siglo XVIII, mientras que la Iglesia de Jesús –de la que se conservan escasos restos– fue posiblemente levantada en el XVII.

Con una historia muy condicionada por su posición a orillas del Estrecho de Gibraltar, Tarifa ha estado habitada desde tiempos remotos, como prueba la existencia de restos prehistóricos, fenicios y púnicos. De época romana son las fundaciones que se asentaron en el actual término municipal al abrigo de la riqueza pesquera y del valor estratégico de la zona (Mellaria, Baelo Claudia y Julio Traducta, entre ellas). Después de produjeron sucesivas ocupaciones por parte de suevos, visigodos y bizantinos.

La ciudad toma su nombre de Tarik Ben Sellad, quien en el año 711 desembarcó en sus costas marcando el inicio de la dominación musulmana en la Península Ibérica. Durante las primeras fases de la presencia árabe se construye el castillo y se perfila la estructura básica que aún conserva su trama urbana. Tras la caída del Califato, Tarifa se integra primero en el Reino de Algeciras y después en el de Granada, para ser finalmente conquistada por Sancho IV el Bravo en 1292.

La zona afectada por la declaración de Bien de Interés Cultural abarca un perímetro que comienza en la Torre de Guzmán el Bueno y recorre el trazado de la muralla, la Plaza Miramar, la calle Jesús, la Torre de los Maderos, la calle General Copons, la Puerta del Retiro, la Torre del Corchuelo, la Puerta de Jerez, la Torre de los Pintores y la prolongación de la calle Sancho IV el Bravo, desde donde se enlaza con el punto de partida.
[15 de Julio de 2003]
Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar