La Junta de Andalucía declara Conjunto Histórico al casco antiguo de Jimena de la Frontera El Consejo de Gobierno ha acordado declarar Bien de Interés Cultural, con la categoría de Conjunto Histórico, el casco antiguo de Jimena de la Frontera (Cádiz), caracterizado por la impronta deL origen musulmán que se refleja en su entramado de calles estrechas, manzanas irregulares y plazuelas.

El núcleo urbano de Jimena comienza a configurarse en torno al castillo construido entre los siglos XIII y XIV, del que actualmente sólo se conservan unos restos y que tuvo un gran valor estratégico en la defensa del reino nazarí de Granada. Durante el siglo XV la ciudad cambió varias veces de manos entre musulmanes y cristianos, hasta que Enrique IV la conquista definitivamente en 1451 y lleva a cabo su repoblación y reedificación.

En el siglo XVI, la fundación en las afueras del convento franciscano de la Victoria –actual Iglesia de la Santa Misericordia-Santa María la Coronada– origina la formación de un nuevo sector de tejido urbano. Durante la siguiente centuria se funda la Iglesia de San Sebastián (de la que actualmente sólo queda su torre), nuevo punto de ordenación de la expansión de la ciudad. En este periodo la ciudad consolida su casco urbano conformando tres zonas diferenciadas: el área de la iglesia y plaza de San Sebastián, convertida en núcleo residencial principal; la calle Sevilla, arteria principal que adquiere el carácter de centro urbano, y el Convento de la Victoria, con nuevos crecimientos a su alrededor.

Junto al Castillo y a sus iglesias, el conjunto histórico de Jimena de la Frontera presenta su principal interés arquitectónico en un caserío popular caracterizado por el límite de altura, la cubierta de teja árabe, la sobriedad ornamental y la presencia de patios y corrales como ejes de distribución interior. También destacan otras edificaciones domésticas de arquitectura urbana construidas durante los siglos XVIII y XIX con formas clasicistas y organizadas generalmente en torno a un patio con columnas.

El espacio protegido como Bien de Interés Cultural abarca la práctica totalidad del casco histórico consolidado y sólo queda excluida la expansión más reciente que se produce desde finales del XIX y algunos pequeños sectores marginales situados en los bordes, que no constituyen parte esencial de la imagen exterior del casco urbano.
[24 de Febrero de 2004]
Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar