El geólogo francés Jacques Collina-Girard afirma que el famoso continente sumergido se encuentra en el acceso atlántico al estrecho de Gibraltar, “la ubicación más obvia, siguiendo el relato de Platón, que l Collina-Girard investigaba las migraciones humanas durante la segunda glaciación de Wurm, entre los años 20.000 y 11.000 a.C. cuando el norte de Europa estaba cubierto por un casquete de hielo y las costas occidentales del continente estaban emergidas unos 130 metros por encima del actual nivel del mar. Al trazar un mapa de la situación en aquél período aparecía un conjunto de islas entre Cádiz y Tánger que, según el investigador, podría ser la mítica Atlántida. Hacia el fin de la glaciación, sobre el 12.000 a.C., el nivel de las aguas aumentó y llegó a ocupar las, hasta entonces, costas emergidas. Durante un milenio hubo un suave deshielo, pero en torno al año 9.000 el mar hizo desaparecer el archipiélago y con él, los restos del mítico continente.

Hallazgo casual

El investigador descubrió lo que podría ser la Atlántida de forma casual, mientras estudiaba las migraciones humanas durante la segunda glaciación de Wurm, que tuvo lugar entre los años 20.000 y 11.000 antes de Cristo.

Jacques Collina-Girard es geólogo en el Centro Nacional de Investigación Científica francés y profesor de la Universidad del Mediterráneo, en Aix-en-Provence.
Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar